"Jerga juvenil"

Los extranjeros que están aprendiendo español en España se quedan muchas veces impresionados cuando oyen conversaciones de jóvenes en el metro, la calle, el autobús... En ocasiones, aunque estén hablando un idioma que ellos conocen y han estudiado en su país no llegan a entender lo que están diciendo esos chicos. En este artículo vamos a tratar algunas de estas expresiones juveniles.

"¡Al loro y más marcha!"

El Jueves


Os lo digo yo, tíos y titis, en plan colega, que esto no mola, que no se nos deja flipar, Pero tranquis: si no nos bajan los precios de las movidas, descarao que seguiremos sofisticando el sistema de colarnos por la cara y a más, colegas, nos enrollamos montándonos entre toda la basca un conjunto rock como hace todo Dios últimamente, y nos lo hacemos en el garaje al lao del amoto, con lo que la marcha está asegurada, y por éstas que el muermo ya no se nos apalanca en tol cuerpo hasta después del misil. No podrán con los mendas: ¡al loro y más marcha!

El pedante

Toda esa gente insoportable (2003)


“Si no puedo presumir de saber algo, presumo de no saberlo. 
El caso es presumir».
R. W. EMERSON

La abundancia de elevados conocimientos que da la impresión de poseer el pedante impide que cualquier conversación siga su curso normal. Él la desvía siempre hacia lo divino y lo humano hasta quedarse solo. A esta engreída e insoportable criatura no sólo le gusta dominar el diálogo, sino impresionar a la audiencia con su erudición. Con su pseudoacadémica actitud, trata de conseguir que las personas que lo rodean se sientan estúpidas, incultas y, por supuesto, inferiores a él. Pero, lamentablemente, el pedante logra mucho más que eso: provoca, además, dolores de cabeza, hastío, rechazo social y un aburrimiento hasta la náusea. Por tanto, resulta difícil relacionarse con él. El pedante es pretencioso, ególatra, sentencioso, arrogante y vano. Su engreimiento está basado en hacer un permanente alarde de erudición que casi nunca posee. ¡Tiene la cultura adherida al cerebro con un clip!

000 SAP

EL PAÍS, 8/7/2003


Verán, la hija de una amiga mía es informática. Un día recibí por error un email suyo. Decía así: “¡Hola a todos! Desde el mes de enero hay instalado un sistema IDES 4.6C con Oracle y sobre Sun Solaris 5.8. El SAPSID del sistema es RO4 y el host sobre el que está montado es davival28 (10.1.22.74). Está incluido en el CUA que instaló el administrador. Los mandantes que encontraréis con SSO son: Mandantes 000 SAP AG 500 IDES-ALE: Central Sist. De todas formas, para los que tengan problemas al montar el SSO, pueden usar los usuarios estándares”. Por razones de espacio, he acortado un poco el texto. Tenía más SAPS y SUPS y otros monosílabos robótico-succionadores. El caso es que me quedé un poco chafada, porque a una, que vive de la palabra y por la palabra, y que confía, pese a todo, en la capacidad de comunicación de los humanos, le fastidia que le hablen supuestamente en castellano y no poder entender ni una maldita frase. Y este rollo informático no es el único lenguaje en español que me cuesta entender: tampoco se me dan nada bien los mensajes de los móviles, esas largas frases escritas de manera tan abreviada k t haces un lío.

"Misterios informáticos"

La Vanguardia, 4/11/2002


Que los seres humanos tenemos una tendencia natural al animismo es algo que hemos comprobado personalmente todos los que, siendo unos zotes para la informática, nos vemos obligados a trabajar con un ordenador. Si además somos de otra generación, y de letras, para qué les voy a contar… Ya para empezar, eso del “PC” no nos suena a “personal computer”, sino a otra cosa que no diremos para que no se nos vea el plumero paleolítico, y que conocíamos en distintas variantes: PCE, PCI, PCF, PCUS… Cuando se habla de “iconos”, vemos -juro que sin querer- madera y oro viejo, incienso y velas. El “servidor” se nos aparece vestido con un chaleco a rayas, tendiéndonos una bandeja con bebidas… “Navegar” nos entusiasma: viento en popa a toda vela, no surca el mar sino vuela el velero bergantín… El “explorador de Windows”, tocado con salacot, se mete, volando, por las ventanas; el “controlador de bus” lleva gorra de plato y pone multas; el “concentrador de raíz” es un brebaje contra el mal de ojo… La “memoria” y el “destino” nos sumen en meditaciones metafísicas. “Chip” nos suena a patata frita, la “memoria RAM”, a leche desnatada; una “dirección pop” será verde y naranja, con pies descalzos y flores en el pelo, y “pinchar la pestaña”, un método refinado de tortura… La lista de los programas la confundimos con la de los reyes godos: Adobe, Chindasvinto, Epson, Excel, Kazoo, Flash Path, Quick Stitch, Readme, Recaredo, Wamba, Win Zip y Don Rodrigo. ¿Y qué decir de los “virus”, sino que si por nosotros fuera, correríamos a por un termómetro y una taza de leche muy caliente con miel, coñac y limón?… Si el servicio técnico del antivirus Panda nos explica que “las variantes del Klez pueden ser más o menos dañinas”, nos imaginamos a Klez-A como un animal pequeño, pero de dientes afilados, royendo las entrañas de nuestro ordenador; a Klez-B como una cabeza de león rugiente que apareciendo de pronto en la pantalla se zampará los iconos a dentelladas, empezando por el del antivirus Panda, del que dejará las orejas, para advertencia y escarmiento de antivirus gallitos; a Klez-C como el mismo león, pero tridimensional y estéreo, que rugiendo saltará de la pantalla afuera y no dejará de la usuaria más que los huesos, mondos y lirondos, desparramados por encima del teclado…

"Las frases-cohete"



Sir John entró muy serio al Instituto donde dictaba un curso para ejecutivos. Engolando la voz, dijo a sus alumnos:
—¡Marketing Pert!... Hoy voy a explicarles un sistema para la elaboración de frases técnicas, el cual, mediante el uso de la jerga adecuada, es capaz de convertir en éxito cualquier frustración. Se llama Proyector de Frases-cohete. Ha sido inventado por el norteamericano Philips Brougthton y se basa en procedimientos muy simples. El sistema consta de 30 frases-cohete agrupadas en tres columnas, cada una de las cuales lleva la numeración de 0 a 9. 

El burdel

Sentencia judicial real 




El correcto análisis que de las pruebas aportadas a los autos realiza la Señora Juez de Distrito, obliga al Tribunal a confirmar su resolución, sobre todo habida cuenta del retraso con que el demandante reacciona ante lo que él mismo aprecia como grave situación de hecho inmoral - cuatro años -, al igual que sucede con los vecinos firmantes de una carta sin fecha y en la que no se identifica el piso que se dice convertido en burdel: mutación que, en cualquier caso, nunca podría calificarse como de local de negocio ni siquiera subarriendo, dadas las especiales características de los servicios que lo que se oculta tras aquel eufemismo dicen que ofrece. En cuanto a enmarcarlo dentro del contenido de la cláusula 3º del artículo 114 de la L.A.U y aún aceptando que todo aquello de génesis confesional sigue vigente en el amplio marco del acervo societario español, en este punto gravado para siempre en el frontispicio de nuestra cultura sexual con la dulce rima de reproche de monja de mezcladas sangres, cuando emparenta en el mal a la que peca por la paga con el que paga por pecar, configurándose en un componente inmoral que no insalubre, pues nuestros pecadores más famosos alcanzaron edad provecta, pero ello, como cualquier otro estado de hecho o actividad imputable, debe ser objeto de cumplida prueba más allá de un único, concreto, aislado y lejano anuncio, vertido en publicación periódica, en el que las no identificadas Judit y Nati, de dieciocho años, por 2.000 pesetas ofrecen algo completo y sin prisas; reclamo que dadas las especiales características del medio, pudo ser ofertado por extraño enarbolando un dudoso sentido del humor.

"20 de Abril"

Cuéntame un cuento (1991)


 20 de Abril del 90.
 
Hola, chata, ¿cómo estás?
¿Te sorprende que te escriba?
Tanto tiempo es normal.
Pues es que estaba aquí solo,
me había puesto a recordar,
me entró la melancolía
y te tenía que hablar.

¿Recuerdas aquella noche en la cabaña del Turmo,
las risas que nos hacíamos antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay
han cambiado, han cambiado, sí.

Pero bueno, ¿tú qué tal? Di.
Lo mismo hasta tienes crios.
¿Qué tal te va con el tío ese?
Espero sea divertido.
Yo, la verdad, como siempre,
sigo currando en lo mismo.
La música no me cansa,
pero me encuentro vacío.
¿Recuerdas aquella noche en la cabaña del Turmo,
las risas que nos hacíamos antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay
han cambiado, han cambiado, sí.

Bueno, pues ya me despido,
si te mola me contestas.
Espero que mis palabras
desordenen tu conciencia.
Pues nada, chica, lo dicho,
hasta pronto si nos vemos.
Yo sigo con mis canciones
y tú sigues con tus sueños.

¿Recuerdas aquella noche en la cabaña del Turmo,
las risas que nos hacíamos antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay
han cambiado, han cambiado, sí.


"Bajarse al moro": Y llegó Elena

(1942-)
 Bajarse al moro(1985)



(Se abre la puerta de la calle y aparece la cabeza de CHUSA, veinticinco años, gordita, con cara de pan y gafas de aro.)

CHUSA. ¿Se puede pasar? ¿Estás visible? Que mira, que ésta es Elena, una amiga muy maja. Pasa, pasa, Elena. (Entra y detrás ELENA con una bolsa en la mano, guapa, de unos veintiún años, la cabeza a pájaros y buena ropa.) Este es Jaimito, mi primo. Tiene un ojo de cristal y hace sandalias.

ELENA. (Tímidamente) ¿Qué tal?

Para tener hijos...

Anónimo encontrado en Internet


Una pareja va al ginecólogo y habla el marido:
- Mire, dotor, es que tenemo un poblema: mi mujer y yo queremo tené condescendencia y no podemo, pero no sabemo si es porque yo soy omnipotente o mi mujer es histérica. Anteriormente habíamo ido a otro dotor y nos dijo que mi mujer tenía la vajilla rota y la emperatriz subida, y como, ademá, la operaron de la basílica balear, no sabemo si eso puede haber influido. También a mí, hace años, me operaron de la protesta, y a lo mejor me han dejado escuelas en el cuerpo. Nos recomendaron ir a un médico en la capita, que era mu güeno. En esa consurta, a mi mujer le hisieron una coreografía, y el médico nos dijo que no veía nada raro, y nos recomendó que hiciéramo el cojito a diario. Entonce, 15 día ella y 15 día yo, estuvimo haciendo el cojito, pero nada. Nos volvimo para aquí y otro dotor nos recomendó hacer vida marítima más seguido... y nos fuimos a la playa de Guanabo, a la de Varadero, y en toda las playas hacíamo vida marítima, pero nada.

Además, mi mujer hace tiempo tuvo un alboroto y le nació el féretro muerto, y a lo mejor eso ha influido. Pero yo creo personarmente que mi mujer es frigorífica, porque nunca llega al orégano....

"Vamos, señó Pruyá..."

Una comedia ligera (1996)


"Vamos, señó Pruyá..., me sea usté comprensivo, que endespués de tó, un servidor no tié modales ni sabe cómo comportarse con la gente como usté; antes de venir a verle estaba tan nervioso y tan asorao que me metí en la tasca y me tomé una copichuela; ya ve usté si me doy cuenta de mis defeciencias. Pero ni mis mejores intenciones han valío pa ná, caguen mis huesos. Así que a lo dicho, llame usté a la policía, llámela, que me lo tengo merecío; y endespués de tó, a mí poco se me da la policía; la policía y yo semos viejos amigos. No tuve padre ni maestro ni siquiera un jodío cura que me enseñara el cantecismo, pero nunca me ha faltao un poli dispuesto a velar por mí sin que yo se lo pidiera. Hoy mesmo, sin necesidad de ir más lejos, nos haimos pasao el día en Jefatura la niña y aquí mi menda, sin culpa ni merecelo. Tanto nos han retenío que por poco la niña no se pierde el ensayo, pobrecita mía, que es lo que más la habría dolío: no las cosas que ha tenío que oír, ni ver cómo la ponían la mano encima; y tó pa protegele a usté. Y ella tó el tiempo: ¡Ay Dios, que me pierdo el ensayo! Ya ve usté si tié la cosa bien adentro metía."

"Cataclismo"



1
¡Ay! ¡Qué sofoco!... deja que me siente..., ¡Ay, madre mía!... Que venía... y lo veía venir... Y lo tenía encima.... Y no podía hacer nada. ¡Ay, Virgen del Socorro! Gracias, Virgencita, que me has salvado. Que me lo veía encima. ¡Ay, pobre de mí! Sí, sí, un vaso de agua, iQué susto! Es que no me sacaré ese susto de dentro. ¿Dónde está mi cesto? ¡Ay! Ya ni me acuerdo de lo que hice con él. Con el susto... Que no me saco este susto de dentro. Que yo me conozco. Que me voy a poner mala, si lo sabré yo...

2
Como un fórmula uno venía el tío. A toda pastilla. «¡Que se mata!», grité yo. Fue un momento nada más. iCataclac!, y ya está. Empotrado quedó. Todo lleno de cristales, los coches frenando, que ya esperaba yo que más de uno se la pegara. Y toda la gente para allá, mirando, como bobos. Un espectáculo, vamos.

"Los videojuegos"



Los videojuegos cada vez más van adquiriendo mayor importancia en nuestra sociedad. ¡Eso no me lo negarán ustedes! Ya no son sólo una distracción para los catalogados “Frikis”. Incluso el creador de la Nintendo DS, Shigeru Miyamoto ha dicho: “Los videojuegos nos hacen mejores”.

A pesar de esto, son diversos los sectores que no apoyan esta opinión. Por eso catalogan los videojuegos de perjudiciales y no dudan en decir que empeoran la educación de los niños. Y eso es una mentira tan grande como los billetes de 300€. ¿El porqué? Los videojuegos estimulan una parte del cerebro, que mejoran la psicomotricidad en los niños y la rapidez mental en los jóvenes. El punto malo de este tema, es que pueden ser adictivos como todas las otras formas de ocio. Los padres, si no prestan la atención necesaria que un niño necesita, a éste le puede causar daños morales el jugar a videojuegos para mayores de 18 años. Otro punto en contra es el empeoramiento de la vista debido al exceso de horas delante de la pantalla del televisor o del portátil. Yo a los doce años ya jugaba con mi consola a matar marcianitos. Pero no todo lo que rodea al mundo de los videojuegos es negativo, porque consolas como la famosísima NINTENDO WII ayudan al niño en la percepción de su alrededor y en la movilidad de las muñecas y de las manos. Otro punto a favor de este método es que a los niños les parece muy divertida.

Como todos sabemos, las innovaciones son el pan nuestro de cada día y nos ayudan en la vida cotidiana. Es decir, son buenas. Los videojuegos son innovaciones importantísimas que cada día aporta cosas nuevas y en un futuro, nos deparará agradables sorpresas. Por lo tanto, debemos desterrar la idea de que los videojuegos sólo están destinados para un sector de la sociedad. Los videojuegos hace tiempo que ha llegado y están aquí para quedarse.

"Que venga Freud y lo vea" (adaptación).

El Semanal XL


En nuestros medios de comunicación hay algunos asuntos recurrentes hasta la náusea, que podríamos calificar de verdaderas obsesiones nacionales. Pero lo peor y más grave de estas fijaciones no son ellas en sí, sino el tiempo y el espacio que roban a cuestiones en verdad vitales que nos afectan a  diario sin hallar el menor reflejo periodístico.

¿Se han percatado ustedes de la cantidad de horas que dedican las televisiones públicas (las privadas estarían más en su derecho) a lo que se conoce como “vida social” o “cotilleos del corazón”, esto es, a las conyugalidades y extraconyugalidades de los  así llamados “famosos”? Uno enciende el aparato a cualquier hora y se encuentra con inaudita frecuencia a un montón de individuos con aspecto de fenómenos de feria que rivalizan entre sí por resultar más venenosos, zafios, maldicientes, soeces, lenguaraces e idiotas. Es llamativo lo  que tarda uno en distinguir a quienes son periodistas de quienes son los supuestos “famosos”, pues todos gastan las mismas ropas amamarrachadas y la misma sintaxis analfabeta. Todos los presentes se expresan con dificultad, no ya por su carencia de vocabulario y su ignorancia gramatical, sino porque exhiben unos labios semiparalíticos de tan inflados o siliconados. Algunos ni siquiera se atreven a sonreír, porque si lo hicieran empezarían a abrirse grietas abismales en sus acartonados rostros. Hablan durante horas de operaciones frankenstinianas, bodas, embarazos, nacimientos, bautizos, algún entierro, primeras comuniones y sandeces por el estilo.

Lo más grave, con todo, no son los dos mil programas y revistas sobre estos asuntos tan deprimentes (sobre todo para quien ha leído o conoce historias en verdad apasionantes, llenas de misterio y tragedia), sino que los telediarios –Señor, las noticias- consagren cada vez más minutos a informar sobre semejantes sordideces.

Lo mismo ocurre con el fútbol. Miren que a mí me gusta, pero no es de recibo que la mitad de un noticiario se emplee en dar cuenta del estado de la uña del dedo gordo del pie derecho de tal jugador, o en las declaraciones de tal dirigente o tal presidente de tal club.
Y así un día tras otro, sin protesta ni pausa, en detrimento de lo que importa. Si éste no es un país enfermo, que venga Freud y lo vea.

Las redes, ¿sociales?

Jesús Villanueva




Twitter, Facebook, Instagram. Las redes sociales han entrado en nuestras vidas haciendo que cada vez seamos más dependientes de ellas. Hasta tal punto ha llegado esta dependencia que cada día más gente acude a centros para desintoxicarse de la fiebre 2.0. Las redes sociales nos van alejando a un mundo online y nos quitan actividades como dar paseos en bici, leer un libro o tomar un café con otra persona. A cambio, los usuarios preferimos quedarnos en casa tuiteando. Qué razón tenía Albert Einstein cuando temía que un día la tecnología sobrepasase nuestra humanidad. Ese día ya ha llegado y deberíamos replantearnos cuánto tiempo perdemos “en línea”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...